Vamos a descubrir la Granada nicaragüense. ¿Te interesa? Pues adelante.

 

Cuando escuchamos el nombre de Granada, lo primero que se nos viene a la cabeza es la Alhambra de la Granada de España. Pero hay otras ciudades, con el mismo nombre y con encantos de otro tipo. La duplicidad de los nombre entre España y América Central y América del Sur es de lo más habitual, de ahí que haya que especificar de vez en cuando de qué estamos hablando. La Granada de Nicaragua es una ciudad que está al este del país, al lado del Lago Nicaragua, y muy cerca de la Laguna de Apoyo. Es conocida precisamente por su lago, pero también por su cultura, precisamente su arquitectura.

Cultura y naturaleza en un mismo lugar

Nicaragua es uno de los destinos a los que podemos acudir en América Central. Es un país lleno de contrastes, de ahí que muchos no se decidan del todo a viajar a este lugar. Pero si le damos una oportunidad, probablemente nos daremos cuenta de que es una de las mejores decisiones que hemos podido tomar en materia de vacaciones. Y más si vamos a Granada, un lugar en el que se une la cultura y la naturaleza, lo que hace de este sitio en algo perfecto para aquellas parejas que aman por partes iguales los elementos naturales y las excursiones al aire libre, como el aprendizaje y la adquisición de conocimientos de una cultura distinta.

Nicaragua, Granada, Iglesia de Guadalupe

Así que si vamos a Granada, podemos ver, en primer lugar, el Lago de Granada. Es una formación de agua de lo más maravillosa. Puede que todos los lagos nos parezcan iguales, pero este tiene un encanto particular. Es ideal para descansar en la naturaleza, después de todo el ajetreo de un día de turismo. Además, si lo deseas, también puedes dar un paseo por el mismo lago, ya sea en lancha o en barca. Si quieres animarte a pescar, deberás preguntar primero en alguna oficina de turismo, si te hace falta algún permiso, pero normalmente no está restringido. Podrás encontrar todo tipo de criaturas, desde truchas hasta tiburones de agua dulce. Y si te es posible y tienes tiempo, no dudes en visitar esa gran isla en medio del lago, la llamada Isla de Ometepe.

Si quieres hacer algo distinto, puedes visitar la Catedral de Granada, con un estilo un tanto peculiar, pues su color mostaza resalta sobre todos los demás edificios. Con una gran cúpula, y dos torreones, si eres amante de la arquitectura no puedes dejar de pasar la oportunidad de visitar algo así, construido a mediados del siglo XIX con un estilo neoclásico. Si estás por la zona, también puedes recorrer sus calles, tan pintorescas como con mucho encanto. Realmente te gustará. No te olvides pasar por la Plaza de la Independencia para ver el Obelisco, que es un gran monumento dedicado a aquellos héroes de la independencia.

¿A qué esperas para visitar Granada? ¿Necesitas más incentivos? Pues mira este vídeo.